Como bien sabemos, en el ambiente político la confianza es el valor menos mencionado al momento de calificar a un funcionario público o candidato. Al contrario, la mentira es la principal característica que los ciudadanos relacionan con los políticos. 

Latinobarómetro, estudio de opinión pública que aplica entrevistas en 18 países de América Latina, arrojó resultados sobre la percepción que los mexicanos tienen de la democracia en el país. Los resultados son contundentes: sólo el 17 por ciento de los mexicanos confía en el actual gobierno. Esta cifra se ubica por debajo de países como El Salvador (13 por ciento) y Brasil (8 por ciento). Un panorama nada alentador.
¿En qué se basa la falta de confianza hacia los politicos?

Un estudio reciente publicado en American Behavioral Scientist, se dio a la tarea de investigar la confianza que los ciudadanos tienen en los políticos o candidatos durante las campañas políticas. En particular se analizó la pasada elección presidencial en Estados Unidos.

Esta investigación indicó por qué Donald Trump pudo derrotar a su rival demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016 y el tema clave fue en los estados indecisos.

Sherwyn P. Morreale, profesor de comunicación en la Universidad de Colorado y autor del estudio señaló lo siguiente:  "Desarrollamos y escribimos extensamente sobre un modelo de confianza basado en la investigación que tiene cinco razones por las cuales las personas confían en los demás o no: apertura y honestidad, identificación, preocupación por los demás, confiabilidad y competencia”.

"Decidimos por lo tanto aplicar nuestro modelo de cinco controladores de confianza a la investigación de la opinión pública nacional de los dos candidatos”, acotó.

Los investigadores realizaron una encuesta de mil 500 estadounidenses inmediatamente antes del primer debate presidencial y una segunda encuesta de otras mil personas después del tercer debate.

El estudio también encontró que Clinton era más confiable con respecto a los asuntos de cuidado de la salud, crimen, violencia, armas, educación, asequibilidad universitaria, relaciones raciales y cambio climático o medio ambiente. Trump era más confiable en terrorismo, seguridad nacional e inmigración. Los dos candidatos tenían percepciones de confianza equivalentes para economía y/o trabajos.

Un análisis de los estados indecisos mostró que el terrorismo y la seguridad nacional era un tema central. "La ventaja de confianza en este tema para Trump en parte contribuye a la comprensión de la diferencia del Colegio Electoral del voto popular", escribieron los investigadores.

Los investigadores también encontraron varias diferencias demográficas: "Tal como lo indica el estudio, existe cierta tendencia de varios grupos demográficos a dar forma a nuestras percepciones de confianza o la falta de ella; solo saber eso acerca de nosotros mismos podría ser informativo ", explicó Morreale. 

"Eso no quiere decir que el pensamiento colectivo de ningún grupo de personas no sea válido; más bien, se trata de tomar conciencia de nuestras percepciones colectivas puede servirnos a todos nosotros". Percepción es realidad y en este caso significó confianza al momento de dar el voto a favor de Donald Trump. 

Con estos resultados, ¿cómo podemos esperar que la siguiente jornada electoral en nuestro país? Cuáles serán los temas en lo que los partidos políticos deberán concentrar sus esfuerzos y dirigir su estrategia? El panorama se está configurando, no hay que perder de vista los eventos recientes y su repercusión en el sentir de los mexicanos. Sin duda, el combate corrupción será el eje de muchas propuestas políticas. 

Recuerden,  El Cuerpo No Miente.

Etiquetas: