Rápidamente formamos juicios sobre el carácter de una persona cuando miramos su cara, por ello, somos conscientes de que la primera impresión es lo que más cuenta cuando nos presentamos ante alguien, sea en un contexto social, profesional e incluso político. ¿No me crees? Checa estos datos duros:


•    Toma 9 segundos formar la primera impresión.
•    En 30 segundos se puede conocer el nivel de educación. 
•    Tarda 30 días en cambiar una mala impresión. 

Un nuevo estudio hecho por investigadores de la Universidad de York,  revela qué tan rápido nos toma hacer un juicio de los demás no sólo gente común y corriente sino también de políticos y candidatos.

"Las impresiones faciales son relevantes dado que ocurren en un periodo brevísimo de tiempo, hablamos de 33 microsegundos. (33ms ) y son consecuenciales, por ejemplo, pueden predecir los resultados de las elecciones del gobierno e influyen en las preferencias", así lo explicó la autora del estudio, Jennifer K. South Palomares.

Los investigadores encontraron evidencia de que una sola mirada de la cara de una persona por solo 33 a 100 microsegundos fue suficiente para formar una primera impresión. El estudio, publicado en Social Psychological and Personality Science, se basó en los resultados de 126 estudiantes universitarios. 

"Descubrimos que las personas pueden evaluar las caras en cuanto a confiabilidad, estado y atractivo después de solo una breve mirada a una cara (por ejemplo, 33 ms) y el tiempo extra (100 o 500 ms) sólo condujo a una pequeña mejora en la correspondencia de estas evaluaciones de tiempo limitado con un conjunto independiente de juicios sin restricciones de tiempo", dijo Palomares.

La creciente prevalencia de imágenes en línea y relaciones basadas en Internet hacen que estos hallazgos sean oportunos e importantes. No exagero cuando les digo que de ello puede depender una estrategia electoral. Los No Verbal Focus Group que hemos realizado en el despacho han sido claves para conocer la empatía o rechazo de la imagen de un candidato en los electores.

En este sentido, Palomares lo aplicó a la popular app Tinder y explica: "Examinamos las primeras impresiones de caras de las personas en tres rasgos fundamentales de acuerdo a la preferencia de los participantes y el siguiente paso esencial es pedirles que evalúen los rostros según las preferencias de su pareja romántica, para que podamos ver cuáles son los rasgos que se priorizan en las preferencias románticas faciales de los participantes", acotó.

Este tipo de herramientas son usadas en el campo de la estrategia política para medir las reacciones de los ciudadanos y así ajustar la estrategia. Las evaluaciones arrojan las emociones a partir de las microexpresiones lo cual nos permite observar el impacto positivo o negativo de un mensaje. Recordemos que la comunicación es 30/ 70 donde predomina lo no verbal, por eso, la importancia de una primera impresión en el votante es fundamental desde el día cero.

Recuerden, el cuerpo no miente.

Etiquetas: